Alcanzando el máximo rendimiento en las apuestas deportivas

Cuotas de apuestas

Son muchas las personas que toman de forma demasiado liviana el origen de las cuotas de las casas de apuestas, realizando afirmaciones ignorantes sobre lo que las cuotas pueden decirnos sobre el posible resultado de un partido o competición. Algunos creen que las cuotas son establecidas por una especie de comité de expertos que reside en las casas de apuestas, mientras que otros creen que son tan sólo el resultado de los desequilibrios producidos por las apuestas en un lado y otro de las competiciones por parte de los usuarios de los casinos online.

Lo cierto es que las cuotas de las casas de apuestas son producto de un delicado algoritmo desarrollado por las casas de apuestas para asegurar un juego justo, equilibrado y tan sólo dependiente de las habilidades de predicción de cada uno de los jugadores. Los casinos online cuentan con programadores expertos que aseguran que jamás se produzcan ataques o manipulaciones en estas cábalas, que dan origen a la cuota final por la que podemos apostar en las casas de apuestas. Ocurre algo parecido en el casino online: los beneficios de la casa no se basan en nuestras pérdidas, sino en las comisiones que se obtienen por cada apuesta o competición en la que nos involucramos. De ahí proviene el concepto de ‘porcentaje de pago’, qué en el caso de las casas de apuestas legales, suele superar el 95%. El porcentaje restante será el que obtengan las casas de apuestas.

Las cuotas de los partidos están siempre basadas en la probabilidad que existe de que determinado evento se produzca como, por ejemplo, que uno de los dos equipos gane el encuentro. La labor de los jugadores es demostrar que la casa se equivoca en su predicción, ganando ingentes cantidades de dinero en el proceso. Esto demuestra que los aspectos dejados al azar en el mundo de las apuestas deportivas son mínimos, y que realmente, al apostar en una casa de apuestas, lo hacemos de la misma manera en que lo haríamos contra una persona real, con la diferencia de que aquí contaremos con todas las garantías de un juego justo, bendecido por la legalidad vigente en nuestro país. Si nos conectamos desde España, debemos asegurarnos de que nuestra casa de apuestas cuente con el dominio ‘es.’, característico de las empresas de juego en este país.

La única forma de asegurar que las cuotas por las que apostamos están al nivel del mercado, es haciéndolo en una casa de apuestas legal y de confianza, que ofrece métodos de pago seguros y cuyos porcentajes de pago sean competitivos. Es el caso de las casas de apuestas como Bwin, Bet365, William Hill, Betfair o Sportium, entre muchas otras, y que además nos ofrecerán cuotas sujetas a oferta que aumentarán aún más los beneficios de nuestras apuestas a la vez que reducen los riesgos.